jueves, 29 de septiembre de 2011

Filmar a cámara lenta

Filming in slow motion


A raíz del artículo que publicamos recientemente sobre varias avispas europeas parasitoides de hormigas (Gómez Durán JM, van Achterberg C (2011) Oviposition behaviour of four ant parasitoids (Hymenoptera,Braconidae, Euphorinae, Neoneurini and Ichneumonidae, Hybrizontinae), with the description of three new European species. ZooKeys 125: 59–106), algunos investigadores nos han preguntado sobre la técnica que empleamos para filmar a cámara lenta los distintos comportamientos de oviposición descritos en el trabajo.
La respuesta es sencilla. Frente a las costosísimas cámaras de video profesionales de alta velocidad, hemos empleado una cámara compacta digital ya fuera de circulación, comprada en el mercado de segunda mano: la Casio Exilim Pro EX-F1 de 6 Mp y zoom óptico estabilizado de 12X. Al objetivo de esta cámara se acoplaba, además, la lente macro Raynox DCR-250, imprescindible para las tomas cercanas de avispas y hormigas.

Lente macro Raynox DCR-250 y cámara digital Casio Exilim Pro EX-F1

Esta cámara permite hacer ráfagas de 60 fotografías por segundo, pero, sobre todo, tiene tres modos de video a cámara lenta: 300 fotogramas por segundo (a una resolución de 512 X 384 píxeles), 600 fps (432 X 192), y 1200 fps (336 X 96). El modo que da mejores resultados es el de 300 fps, con mayor resolución y menos necesidad de luz ambiental. Una vez acoplada la lente macro al objetivo (mediante un sencillo sistema de pestañas), se activa en la cámara el modo macro y se pone el zoom, por ejemplo, en 150 mm para evitar el viñeteo e incrementar el aumento. El objetivo quedará, aproximadamente, a unos 10 cm del insecto.
Existen tres dificultades a tener en cuenta con este equipo. La filmación a cámara lenta necesita mucha luz para evitar el ruido digital. La profundidad de campo es de apenas unos milímetros, y el campo visual muy limitado. Un insecto que se desplace rápidamente, quedará desenfocado o fuera del campo visual. Por tanto, deben elegirse animales o comportamientos localizados en un área de unos pocos centímetros. En nuestras observaciones, por ejemplo, tuvimos que colocar cebos para retener a las rapidísimas hormigas Cataglyphis mientras eran parasitadas por las no menos veloces avispas Kollasmosoma (Video). 
Una ventaja de la filmación a cámara lenta es que, con un poco de cuidado, puede prescindirse del trípode sin que apenas se noten la vibraciones cuando se graba a pulso. 
La cámara Casio Exilim Pro EX-F1 graba videos en formato Mov sin límite de tiempo (dependiendo sólo de la memoria de la tarjeta SD utilizada). Los videos pueden editarse mediante el software Quicktime Pro, que permite cortar secuencias, unirlas a otras, extraer fotogramas, etc, con gran facilidad. 
El siguiente fotograma, extraído de una secuencia filmada a 600 fps, muestra, por ejemplo, a la avispa Tracheliodes quinquenotatus en el preciso momento en que captura una obrera de Tapinoma nigerrimum abrazándola con sus patas delanteras antes de levantarla del suelo y aguijonearla:


El lector puede ver algunos videos a cámara lenta -realizados con este equipo- en varias entradas de este blog:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada