miércoles, 15 de noviembre de 2017

A vueltas con Cajal

Going back to Cajal

Me llegan noticias de nuevas iniciativas para crear en Madrid, por fin, un Museo dedicado a Cajal y su Escuela Histológica. Nunca es tarde si la dicha es buena. El rico Legado de nuestro mayor sabio, consistente en miles de dibujos, preparaciones histológicas, cartas, manuscritos, instrumentos de laboratorio, libros, etc, comenzó a inventariarse y digitalizarse hace pocos años. Un Museo daría visibilidad a este material, permitiendo visitas públicas y facilitando el trabajo de los investigadores.


Entre los manuscritos cajalianos se encuentra uno especialmente singular y que permanece inédito. Se trata de varios cientos de hojas y algunos cuadernos con observaciones, dibujos y experimentos sobre el comportamiento de las hormigas. Cajal, minucioso escrutador de la morfología y la fisiología del sistema nervioso, se adentra por primera vez en el estudio de la conducta animal…
Tuve la oportunidad de trabajar hace 6 años en la transcripción de dicho manuscrito durante una estancia de dos meses y medio en el Instituto Cajal. Durante ese periodo realicé unas 5000 modificaciones y correcciones a una transcripción previa existente, y pude advertir que el manuscrito no reunía todas las observaciones mirmecológicas de Cajal. Algunas nuevas las localicé en fotografías en blanco y negro correspondientes a un antiguo inventario del Legado, pero las hojas manuscritas originales parecían haberse extraviado. Además, encontré algunas preparaciones de hormigas en portaobjetos, y diversas anotaciones en los márgenes de varios libros de la biblioteca personal de Cajal.
Merecería la pena abordar algún día el estudio detenido de estos materiales por parte de mirmecólogos. El tímido intento reciente por parte de algunos neurólogos y psicólogos ha sido ciertamente insuficiente. Junto al análisis del contenido propiamente zoológico (especies estudiadas por Cajal, observaciones de campo,  diseños experimentales, interpretaciones e hipótesis planteadas), debería mostrase el contexto histórico: las conexiones de Cajal con zoólogos y naturalistas de la época, sus lecturas sobre el tema y el estado de la mirmecología de su tiempo.
El manuscrito, debidamente anotado, merecería publicarse para disfrute y sorpresa de muchos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario